Blogia
ColODrOlOlAnDiA

La vaquera de la Finojosa

Los versos de la serranilla La Vaquera de la Finojosa, escritos por Iñigo López de Mendoza, Marqués de Santillana, durante el primer tercio del siglo XV, han hecho que con el paso de los siglos sirviesen al dramaturgo cordobés Francisco Benítez (1998) para la puesta en escena de un teatro popular (similar al que ocurre en otras localidades como "Fuente Ovejuna" de Lope de Vega; o "El Halcón y la Columna" en Belalcázar, también de Franscisco Benítez). El teatro popular es puesto en escena en el inmejorable marco de la Plaza de la Catedral particpando más de 200 vecinos de la localidad que inmortalizan los avatares desamorosos del Marqués de Santillana. La vistosidad de la obra se ve realzada por la calidad del vestuario empleado, así como por el conjunto de de temas musicales de inspiración medieval que acompañan a cada escena. Más de 7000 personas asisten cada edición (se celebra cada cuatro años) a una representación que se ha convertido en el símbolo de un pueblo.

Moça tan fermosanon vi en la fronteracomo la vaquerade la Finojosa... Faziendo la viadel Calatraveñoa Santa María,vencido del sueño,perdi la carrerado vi la vaquerade la Finojosa...
fragmento de la Serranilla La Vaquera de la Finojosa del Marqués de Santillana

En 1854, Luis de Eguílaz también escribió la obra semihistórica con rasgos líricos "La Vaquera de la Finojosa", inspirado en la misma serranilla de Íñigo López de Mendoza, que recientemente (2004) se ha vuelto a publicar.

Francisco Hilarión Sánchez Carracedo, "el Padre Hilarión", personaje hinojoseño misionero desde Venezuela escribe a esta localidad desde la lejanía en los libros "Una Mujer Esclava del Hogar. La Hermana"[16] y "Liras Hermanas. Obras Poéticas Portuguesas y Españolas".[17]

Sea como fuere, el nombre de Hinojosa del Duque aparece en un sinfín de publicaciones, como por ejemplo en dos libros de Rafael Canalejo Cantero (ganador del popular concurso de televisión "Un millón para el mejor", en el año 1968) titulados "La Comendadora" y "En Belmez hay niebla esta mañana".

En el libro "De la luz y el granito: Himnos a Hinojosa del Duque."[18] aparece reflajado la inspiración que esta localidad infunde a poetas actuales de la taya de: Leopoldo de Luis, Carlos Clementson, Domingo F. Faílde, Antonio Rodríguez Jiménez, Fernando de Villena, Alejandro López Andrada y Antonio Garrido Moraga.

También es de señalar a poetas locales actuales como: Sabina Tamaral[19] y Juan Cano Cabanillas;[20] o hijos de descendientes hinojoseños como el reciente ganador del premio Adonais 2001 José Antonio Gómez-Coronado Vinuesa.[21]

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres