Blogia
ColODrOlOlAnDiA

Ruta de hinojosa del duque

atria de la "Fermosa Vaquera" que cantara el Marqués de Santillana. Hinojosa del Duque es un pueblo de grandeza, en su historia y monumentalidad como así lo deja patente la Iglesia de San Juan Bautista "Catedral de la Sierra", uno de los conjuntos histórico-artísticos más importantes de provincia, y en las incontables ermitas que se extienden por el pueblo y por sus alrededores y que son escenario de veneración y regocijo popular cuando llega la primavera, destacando entre todas la Romería de la Virgen de la Antigua, la patrona.

Es en este pueblo donde la gastronomía cobra un protagonismo especial, unida siempre a las fiestas religiosas y civiles: relleno, sopa dorada, ajoblanco, lechón fritos... y entre la dulcería, de gran proyección comercial, las perrunas. Gran tradición artesanal constituyen la forja y la alfarería aunque ya en menor medida que antaño.

 

En el término de Hinojosa se han encontrado restos de la presencia del hombre que se remontan al musteriense, epipaleolítico y neolítico. También se han hallado vestigios de la época romana. La actual tiene sus orígenes a finales del siglo XIII o comienzos del XIV. El primer testimonio escrito de la historia hinojoseña es del 16 de enero de 1.237, en el se cita "La Finojosa de Pedroche, aldea de Córdova e su término".

Juan II de Castilla donaba, el 6 de noviembre de 1.444, las villas de Belalcázar e Hinojosa a Gutiérrez de Sotomayor, maestre de Alcántara. Hinojosa pasa a ser villa del Señorío de los Condes de Belalcázar (S. XV), y por enlaces matrimoniales, de los Duques de Béjar (S. XVI) y de los Osunas (S. XVlll), hasta la supresión del régimen señorial en España. Durante estos siglos perteneció al partido de Trujillo y a la provincia de Extremadura. En 1.833 se incorpora a la provincia de Córdoba por lo civil y en 1.836 por lo administrativo. Posteriormente, Alfonso XIII le otorgaría el título de ciudad.

 

Lugares para visitar en Hinojosa:

 

1 • Iglesia de San Juan Bautista "Catedral de la Sierra". Es el edificio mas monumental de norte de la provincia, declarada Monumento Histórico-Artístico. Comenzado en estilo gótico a finales del siglo XV, se prolongó su construcción durante todo el siglo XVI con importantes obras renacentistas, como esplédida portada. Comenzada en 1539 por Hernán Ruiz el Viejo, su hijo Hernán Ruiz II transformó el proyecto entre 1559 y 1564, terminándose las obras dos años después de su muerte, en 1571.

En sus portadas e interiores predomina el granito. En la fachada principal se encuentran las dos variantes que adquirió en el S.XVI el re­nacimiento en España: el plateresco y el clasicismo. Edificio de planta basílica de tres naves separadas por pilares de granito con columnas adosadas que sustentan arcos apuntados. Las naves laterales y los píes del templo, donde se sitúa el coro, aparecen cubiertas con bóvedas estrelladas, mientras que un magnífico artesonado de par y nudillo corona la nave central.

En la nave de la Epístola hay que resallar la puerta de acceso a la sacristía y la capilla del baptisterio donde una bóveda baída de granito con­forma ochos y círculos con alegorías al Espíritu Santo.

La capilla mayor, diseñada por Hernán Ruiz I, aparece cubierta por una bóveda estrellada que alberga en sus plementos una serie de pinturas barrocas.

En el interior destaca la capilla del baptisterio, diseñada por Hernán Ruiz II, que aparece cubierta por una bóveda vaída de granito con molduras que forman círculos y óvalos.

En el exterior, junto a la esbelta torre, hay que reflejar la grandiosidad de la fachada renacentista.

Otros detalles de interés los aportan el juego de ventanas plateresco de la sacristía, donde aparecen esculpidos los escudos de los Zúñiga y los Sotomayor, la ventana de la capilla del baptisterio, y la portada de los píes de estilo gótico-mudéjar. que se abre a la plaza, que muestra las dos líneas fundamentales de la arquitectura del siglo XVI, el plateresco y el clasicismo, gracias a la maestría de los Hernán Ruiz.

 

2 • Ermita de la Virgen del Castillo. Su construcción se inició en el S. XV y fi­nalizaría a mediados del XVIII. De esta unión de estilos han nacido espacios tan singulares como la capilla mayor, el cuerpo principal de la iglesia o el cama­rín. Tanto en el interior como en la por­tada se hayan de nuevo esculpidos sobre el granito los blasones de los Condes de Belalcázar. Lo más interesante del conjunto es el bello camarín de la Virgen, supone el mejor ejemplo de estilo barro­co del norte de la provincia.

 

3 • Iglesia Conventual de la Purísima Concepción. Fundado a mediados del S. XVI gracias a las donaciones realiza­das por Fray Luís de la Cruz. Dos bellas portadas de estilo renacentista configu­ran la fachada exterior del convento. En el interior, junto a la sobria capilla prin­cipal cubierta por grandes arcos fajones que explican la presencia de los robustos contrafuertes exteriores, destaca también el claustro que se dispone en torno a un gran patio central con una galería de ar­cos sustentados en columnas de granito.

 

4 • Ermita de Santa Ana. Monumento Histórico Artístico, esta ermita es la construcción religiosa más antigua de Hinojosa, y sin lugar a dudas ejerció la función de primera parroquia de la villa. Su tipología es una clara muestra de las influencias de las iglesias de la Mesta, pequeños iglesias levantadas por los pas­tores que cada invierno buscaban el sus­tento de su ganado en las tierras del sur.

 

5 • Ermita San Isidro Labrador. La edifi­cación de esta capilla fue sufragada por los agricultores de Hinojosa a mediados del S. XVIII. De clara disposición barro­ca presenta en su interior una planta cir­cular cubierta por una cúpula coronada por una linterna. La portada está elabo­rada en granito y ladrillo viéndose coro­nada por una altiva espadaña en la que sitúa el campanario.

 

6 • Ermita de San Sebastián.

 

 

Enclavada en uno de los rincones más característi­cos del municipio. Su estructura está for­mada por grandes arcos fajones sobre los que se asienta una cubierta a dos aguas de madera. Más de 23 metros de largo y diez de ancho reflejan la importancia que este templo adquirió en el devocionario popular debido a las virtudes atribuidas a San Sebastián como intercesor ante epi­demias y enfermedades.

 

7 • Ermita de la Virgen de la Antigua. Fue una de las primeras edificaciones reli­giosas realizadas en Hinojosa tras la re­conquista. Templo e imagen aparecen ya mencionadas en el Libro de Monterías de Alfonso XI en la primera mitad del S. XIV. Situada a más de 12 kilómetros del cas­co urbano, la ermita consta de una sola nave rodeada de dehesa y olivares. En sus proximidades discurre la vía romana número 11 que enlazaba Córdoba con Mérida. Este santuario acoge cada prima­vera las fiestas patronales de localidad en honor a la Virgen de la Antigua.

 

8 • Fuente del Pilar: Principal edificio civil está situada en uno de los márge­nes del antiguo casco urbano, uno de los descansos de la Cañada Real Soriana. Fue durante siglos abrevadero de rebaños de ganado y es centro de las ferias de San Agustín.

 

9 • Ermita del Santo Cristo de las Injurias. A menos de 2 km, construida sobre una elevación del terreno ofrece una bella pa­norámica del pueblo, así como otros municipios de la zpna. El edificio actual fue erigido en la segunda mitad del siglo XIX, pero anteriormente sobre este solar existió un templo dedicado a Santa Brígida.

 

10 • Ermita Santo Domingo. Edificada a principios del siglo XIV la antigüedad de esta ermita y su situación geográfica le otorgaron una importancia manifiesta a lo largo de toda la historia del Condado de Belalcázar, ya que fue elegido como lugar de encuentro en las reuniones que man­tenían los cabildos de las villas adscritas a este señorío.

 

11 • Ermita San Bartolomé. A finales de la Edad Media la importancia de los re­cursos mineros de la zona de Los Almade­nes hizo posible la construcción de este templo dispuesto en torno a grandes arcos apuntados sobre los que cabalga una cubierta de madera a dos aguas. La cabe­cera de la ermita cuenta con bóveda de crucería gótica.

 

12 • Ermita de San Gregorio. Restaurada en 1945 este pequeño templo presenta un núcleo central cuadrado cubierto por una cúpula que se asienta sobre pechinas. En 1581 San Gregorio de Ostia fue nombra­do patrono de Hinojosa del Duque tras la petición formulada por los agricultores de la villa que veían sus campos azotados por continuas plagas de langosta.

 

13 • Ermita de San Benito. Su origen está vinculado a la existencia de una antigua aldea situada en la zona conocida como "la gutierra". Erigida en el S. XIV su inte­rior es un claro ejemplo de la pujanza que el gótico alcanzó en estas tierras.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres